El país entero se moviliza por nuestros hermanos de Mocoa, lastimosamente según los testimonios de los afectados con los que pudimos compartir, a algunos sectores no ha llegado la ayuda suficiente, ya que las donaciones se concentran en determinados puntos.

Son cientos los afectados, algunos lo perdieron todo y otros aunque su casa siga en pie, el agua les llegó a más de 1.50 metros, llevándose todas sus pertenencias.

 

Según nuestra investigación y censo de la “Fundación Social de Mujeres Putumayenses” en estos barrios se requiere atención inmediata, en el ITP hay aproximadamente 140 niños y en la vía a Pitalito, 7 familias (140 personas) con 40 niños entre los 6 meses y 8 años.

En la Vereda San Antonio, lugar donde se originó la avalancha, Elvia María Samboni, atiende en su propiedad “Hostal San Antonio” a más de 60 personas. Con impotencia nos dice que no cuentan con un medio de comunicación para alertar a las zonas más bajas ni siquiera con un radio para estar informados de la situación actual.

“A las 12 empezamos a llamar a diferentes partes de Mocoa, que bajaba una avalancha, pero lastimosamente muy descoordinado, muy descuidados que nos cogió, que no pudimos alertar a los vecinos hacia abajo, donde ellos iban a ser los mayores afectados, eso si nos queda un arrepentimiento y nos enseña que tenemos que estar más organizados”.

Juliana, una jovencita que lo perdió todo, narraba con tristeza que no había podido acceder ni a un par de pañales para su pequeño hijo, ya que según los censos de afectados “no estaba en ninguna de las listas”

“Para que quiero una remesa si no tengo donde cocinar ni donde dormir”

Mencionamos algunas de las necesidades y solicitamos el envío también de alimentos no perecederos, que sean de consumo inmediato:

Por todas las razones expuestas anteriormente, preferimos hacer la entrega personalmente o a través de particulares o fundaciones, que sabemos que van a distribuir las ayudas a quienes no han podido acceder.

Si usted va a Entregar ayudas personalmente le recomendamos:

  • Los bultos o alimentos en grandes cantidades, pueden ser donados a las cocinas comunitarias, estas necesitan también ollas e implementos para cocinar.
  • Hacer paquetes en bolsas para entregar individualmente, esto hará que sea más fácil su distribución.
  • Visitar primero los lugares que no han sido atendidos. (listado mencionado)
  • Hablar directamente con los líderes en cada uno de los barrios, puede ayudarle a identificar las familias que están más necesitadas.

Si no tiene como llevarlo, puede escribirnos para información al correo: contacto@lasmochilerascolombia.com

Agradecemos su difusión.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *